martes, 7 de marzo de 2017

¿Era maricón Hercules Poirot?

Sinceramente no lo creo, para serlo se le supondría una actividad sexual más o menos apasionada y del todo respetable, algo que cualquier lector de las obras de Agatha Christie está muy lejos de suponer, a no ser que su imaginación supere la de la propia autora, quien a su personaje solo le dejaba acercarse a una cama para dormir, y siempre con redecilla para el pelo. ¿Entonces donde nace la sospecha?. Pues queridos, el amigo Poirot es a todas luces más  moña que una pitillera de color fucsia con volantes floreados. Desde la excelsa pulcritud de sus modales, sumamente inesperables en alguien que se mueve en los entornos de la violencia y el crimen, a sus absurdamente encantadoras morisquetas intelectuales, todo en él señala a la homosexualidad, ¿no lo hace?. Sin embargo desde otro punto de vista, Poirot es un ser etéreo que después de degustar una docena de ostras acompañadas de un Chateau Lavigne cosecha 1944, no lo mea o defeca como cualquier ser humano, lo convierte en un chorro de liquido cristalino cuyo aroma recuerda los campos donde la uva se doró al sol esperando ser convertida en vino. No hablemos ya de otras deposiciones, Poirot jamás nos haría ese feo ¿lo haría?. Pero volvamos al sexo: ¿alguien se imagina a Poirot en pelota picada, en una cama, sudoroso, jadeante, refocilándose enredado entre los muslo de una mujer? (acabo de tener una visión: la mujer era Miss Marple, me persigno, hasta ahí podíamos llegar). No nadie se lo imagina, no hay ser humano en este planeta con una imaginación tan perversa, ¿lo hay?. Para la impensable imagen he usado a una mujer por el simple deseo de estremecerme con la emoción del horror, sin embargo puedo ir más allá e imaginarmelo acunando a un bello efebo de rubios cabellos y cristalinos ojos azules ¿le estará explicando como ha llegado a la conclusión de que hace una semana le traicionó con el hijo del panadero del pueblo, un griego que va dejando migas de moussaka  por allí donde yace? (moussaka con textura de hace siete días enredada en el vello púbico más la superlativa inteligencia porotica, en fin ya saben).
Durante una entrevista Miss Christie afirmó que Hercules Poirot era un personaje insufrible y Miss Marple una solterona aburrida, y que si continuaba trabajando con ellos era debido a que su publico así lo deseaba. Queda dicho.
Yo sé que la mayoría de la gente que está leyendo este articulo piensa que si, que muy bien, pero que por mucho que me esfuerce nunca llegaré a vender la cienmilésima parte de lo que Miss Christie vendió y sigue vendiendo. No pueden tener más razón, en realidad nunca lo he intentado, y confieso que mucho no me molestaría aunque solo fuera por reducir un poco la diferencia. Pero no estamos hablando de eso, y por imposible que resulte compararme con Miss Christie sigo estando de acuerdo con ella en que Poirot es un tipo insufrible y Miss Marple una solterona aburrida. ¿Hemos de obtener alguna conclusión de lo expuesto?. Ustedes verán, yo solo quería mostrarme indelicadamente hiriente con los personajes de Agatha. Y aunque voy a seguir vendiendo cien mil veces menos que ella me he divertido un rato a  costa de sus criaturas y algo, solo algo, de su estilo tan victoriano, nunca de su imaginación y fértil ingenio. Supongo que alguno de ustedes se habrá divertido también, otros se habrán sentido algo ofendidos con mi pretendidamente graciosa broma y le encontraran más malicia que ingenio, ¿no lo haran?.
Colegas, sexo marisco y rock and roll

No hay comentarios:

Publicar un comentario